Thursday, December 02, 2021

Muchas son las disciplinas que promueven el perfecto estado entre el cuerpo y la mente. Hoy vamos a centrar nuestra atención en dos de ellas, el Yoga y el Pilates. Veremos qué son exactamente estas disciplinas, que beneficios nos aportan y en qué se diferencian.

¿Qué es el Yoga?

El Yoga es una disciplina en la que se realizan movimientos y asanas (las posturas corporales que se realizan en Yoga) con el fin de repercutir no solo en nuestro físico sino además en nuestra mente. 

Por tanto, podríamos decir que se trata de una disciplina en donde el equilibrio mente-cuerpo va a estar muy presente, además de un gran enfoque hacia la meditación.

La meditación es uno de los pilares fundamentales del Yoga.

¿Qué es el Pilates?

Cuando hablamos de Pilates estamos haciendo referencia a una disciplina que surge a modo de rehabilitación. Cuando una persona tiene un problema en el cuerpo que le exige una rehabilitación posterior, se busca la optimización de la funcionalidad del cuerpo.

Esto es lo que principalmente promueve Pilates, ejercicios que nos permitan mejorar nuestra funcionalidad y estar optimizados al 100%.

Mediante diversos ejercicios, ya sea con maquinaria o sin ella, el Pilates promueve la funcionalidad de nuestro cuerpo y que seamos capaces de manejarlo a la perfección.

Similitudes entre Yoga y Pilates

  • Trabajo postural: ambas disciplinas se centran mucho en trabajar el core. Esto hará que nuestra postura se optimice y mantengamos alejados los problemas que acarrea tener una mala postura.
  • Optimización en flexibilidad: si nuestro cuerpo no es flexible, lo más probable es que perdamos funcionalidad en nuestro día a día. Ambas disciplinas con sus ejercicios y movimientos nos ayudarán a trabajar y potenciar nuestra flexibilidad, permitiéndonos se mucho más funcionales.

Diferencias entre Yoga y Pilates

Pilates:

  • Beneficioso para quemar más calorías: esto se debe a que los ejercicios de Pilates ya sean en máquinas o en suelo, son más intensos que los que se realizan en Yoga.
  • Resultados más rápidos: en relación con el punto anterior, al ser más intensos los resultados visibles serán más rápidos de ver en comparación al Yoga.
  • Control de nuestro cuerpo: aunque en ambas disciplinas se trabaja el control corporal, con el Pilates esto se verá más potenciado, pues sus ejercicios son para tonificar a la vez que se gana funcionalidad, dejando de lado la relajación que caracteriza al Yoga.
  • Respiración torácica: en ambas disciplinas la respiración es diferente pues se buscan objetivos diferentes. En el caso del Pilates nos encontramos con una respiración torácica en donde vamos a llenar de aire nuestros pulmones mientras hinchamos nuestra caja torácica.
  • Variedad de ejercicios: en Pilates podemos trabajar en suelo con una esterilla, o bien con diversas máquinas, teniendo así un gran abanico de ejercicios.

Yoga:

  • Mejora mental: la practica de Yoga puede ser muy beneficiosa cuando no estamos pasando por el mejor momento de ánimo. Es decir que, si tenemos depresión, ansiedad o picos de estrés, la práctica de Yoga va a poder ayudar en gran medida gracias a la relajación que genera su práctica.
  • Flexibilidad: las asanas que se practican en el Yoga van a potenciar nuestra flexibilidad, algo que no se trabaja con tanta incidencia en Pilates.
  • Respiración abdominal: al contrario que en Pilates, la respiración va a ser abdominal, llenando de aire los pulmones y la zona del abdomen.
  • Ejercicios sin material: el Yoga no requiere ningún tipo de material. Trabajaremos meramente con una esterilla y con nuestro cuerpo.

Conclusión

El Yoga por su parte hará que trabajemos nuestro cuerpo a la vez que se trabaja la mente, gracias a su enfoque a la meditación. Mientras que Pilates se centra en ejercicios que mejorarán nuestra funcionalidad.

Consideramos apropiado no realizar ningún ejercicio de estas disciplinas si no se tienen nociones previas, siendo lo más apropiado acudir a un profesional para así evitar lesiones o daños.

Ambas disciplinas son geniales, tanto si se realiza una de ellas o se combinan ambas. ¿A qué esperas para probarlas?

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Etiquetas

alimentacion avena beneficios calabaza calorias vacias cintura comida deporte desayuno dieta dolor de estomago ejercicio ejercicio fisico ensalada entrenamiento estilo de vida estrés fitness frutas gimnasio HIIT medio ambiente meditacion meditación mente microplasticos mindfulness nota de prensa nutricion nutrición obesidad otoño perdida de peso receta recetas reciclar salud saludable sueño superalimento te vegano vegetariano VITAMINAS yoga