Wednesday, November 30, 2022

A menudo el picoteo entre horas suele ser una fuente de problemas para las personas que quieren cuidarse y que desean mantener o perder peso. Puede que las comidas principales las tengamos bien planificadas, pero llega el hambre entre horas y entonces aparecen los desequilibrios porque no sabemos bien que comer y, normalmente, los snaks a mano no son saludables.

Si esta es tu situación, no te preocupes, aquí te traigo cinco receta de snaks saludables que podrás picar entre horas, sin riesgo de perjudicar tu salud ni tu peso. Te ayudarán a calmar el hambre entre horas y podrás mantener con facilidad el equilibro en tu dieta. Vamos a ello.

¿Por qué es bueno contar con snaks saludables?

Los snaks saludables y saciantes son los aliados de las personas que desean cuidarse. Ya sea que quieres perder peso o simplemente mantenerlo y comer más sano, la comida entre horas suele ser la peor.

Es probable que durante estas horas estemos trabajando y lo único que tengamos a mano sea comida poco saludable. También, suele ocurrir que por desconocimiento picamos cualquier cosa por casa cediendo a antojos de comida que no nos beneficia.

Por esta razón, contar con buenas ideas para preparar snaks saludables te ayudará a planificar bien tus compras para que puedas prepararlos y tenerlos a mano en casa o llevarlos al trabajo y solucionar el caos dietético que se produce durante el picoteo.

Frutos secos naturales o tostados sin sal

Un clásico que nunca falla son los frutos secos. Eso sí, para que sean saludables tienen que ser naturales o estar tostados, nunca fritos, y sin sal añadida.  Los frutos secos son fuente proteína vegetal, fibra, vitaminas y minerales como el calcio o magnesio, por ejemplo.

Snaks saludables

Son fáciles de llevar a cualquier sitio porque se venden ya empaquetados en bolsitas de tamaño discreto, además, sientan genial con una infusión. Es una forma de picoteo excelente para estar en trabajo o para tomar en casa.

Edamame cocido con sal

Desde que los restaurantes japoneses comenzaron a servirlo como aperitivo junto con las bebidas, el edamame ha ganado en popularidad y hoy día se vende congelado en muchos supermercados y grandes superficies.

Las vainas de soja tierna son ricas en fibra, por lo tanto, ayudan a calmar el apetito. Además, aportan proteínas completas y minerales. Si bien es cierto que hay que prepararlas, también es verdad que no requiere mucho esfuerzo.

Las vainas se pueden cocer con sal el día antes, mientas vemos la tele o hacemos cualquier cosa, y se dejan preparadas para llevarlas al trabajo en un táper o para comerlas cuando se enfríen. Están ricas y son ideales para los niños.

Manzana asada o en compota

¿Prefieres el sabor dulce? No hay ningún problema. Las manzanas asadas al horno son una opción maravillosa que no requiere de ningún esfuerzo de preparación. Solo hay que hacerlas en el horno mientras estamos en casa haciendo otra cosa. 

El calor del horno elimina el agua de la fruta y hace que el azúcar naturalmente presente en ella se concentre, incrementando el dulzor de las manzanas. Además la textura es maravillosa. Este plato lo podemos tomar en casa recién horneado o lo podemos tomar frío y llevarlo en una fiambrera a donde queramos.

Si no tienes horno, no te preocupes, las manzanas se pueden trocear y se cuecen en una cacerola con un poco de agua, la justa para que no se peguen, a fuego medio bajo. El resultado es parecido, la fruta se cuece, concentra el azúcar y el sabor es delicioso.  La compota de manzana también se puede comer en casa o para llevar.

Para obtener la máxima fibra y más vitaminas, recuerda no pelar las manzanas. A parte, siempre puedes añadir un poco de yogur, vegetal o lácteo sin azúcar, y el poder saciante de estas recetas aumentará.

Zanahorias

Son la opción crudívora por excelencia. Aportan mucha fibra, y ayudan a cuidar la salud de la piel y de la vista. Además, son súper saciantes porque para comerlas hay que masticarlas bien y eso contribuye a que nos sintamos satisfechos antes.

Pudding de chía con cacao y estevia

Por último, una receta maravillosa repleta de fibra, proteínas y minerales. Tan sencillo como preparar un vaso de leche vegetal con varias cucharas de semillas de chía, una cuchara de cacao y una cucharadita de estevia.

Snaks saludables

Se remueve todo bien y se deja en el frigorífico durante un par de horas mínimo. La chía hace una gelatina que aporta la textura similar a la de un pudding y te sorprenderá el delicioso sabor a cacao. Si lo quieres para llevar solo tendrás que prepararlo en un tarro de cristal con tapadera. Buen provecho.

Puede que también te guste: 5 comidas sanas para llevar

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Etiquetas

alimentacion avena beneficios calabaza comida sana crossfit deporte desayuno dieta dolor de estomago ejercicio ejercicio fisico ensalada entrenamiento estilo de vida estrés fitness fruta frutas gimnasio HIIT medio ambiente meditación mente niños nota de prensa nutricion nutrición obesidad otoño perdida de peso quinoa receta recetas reciclar salud saludable sueño superalimento te temporada vegano vegetariano VITAMINAS yoga