Wednesday, November 30, 2022

Hoy hablamos de las etiquetas Bio, orgánico y eco. Cada vez nos gusta más cuidarnos. Es un hecho. Y cada vez son más las empresas y los puntos de venta que se hacen cargo de nuestro derecho a reclamar productos más naturales y que sean totalmente seguros para nuestra salud. Sin embargo a la hora de comprar, nos vamos encontrando con diferentes etiquetas y denominaciones. De repente, nos damos cuenta de que un producto bio, parece diferente de un producto orgánico y uno ecológico.

¿Quieres saber cuál es la diferencia? Sigue leyendo.

Productos bio

Los productos bio, son aquellos que no han sufrido ningún tipo de modificación genética durante el proceso de elaboración. Hay ciertos alimentos que se modifican genéticamente por diferentes razones. Por ejemplo, para hacerlos más resistentes frente a plagas, para mejorar ciertas características organolépticas, como las sandías sin pepitas, e incluso, hacer las semillas estériles para que los agricultores no puedan replantar sin comprar semillas nuevas.

Sin embargo, las implicaciones de modificar genéticamente un alimento y como esto puede afectar a nuestra salud y nuestro ADN, aun no están del todo claras. 

Por eso lo más seguro es consumir productos bio, exentos de este tipo de prácticas, que además aseguran que los productos que consumimos han sido seleccionados de forma natural. Esto quiere decir que, para conseguir una planta que de mejores frutos, no se ha manipulado su ADN, si no que se ha ido haciendo una selección de las semillas de las plantas, que de forma natural, producían los mejores frutos. Lo mismo ocurre en el caso de los animales.

Eligiendo este tipo de productos, se favorece un tipo de industria de la alimentación que favorece la biodiversidad, respetando la conservación natural de la variedad de especies y ecosistemas. 

Los productos bio, se reconocen  por una etiqueta que lleva un logotipo en forma de espiga de estrellas, sobre un fondo verde que se llama “Euro hoja”.

eco

Productos ecológicos (Eco)

Se denominan productos ecológicos a aquellos que en su proceso de elaboración no utilizan productos químicos nocivos y artificiales, como pueden ser los pesticidas, herbicidas y fertilizantes artificiales. Además su producción se caracteriza por ser tradicional y sostenible.

Los productos ecológicos no son solo alimentos exclusivamente. En este caso la etiqueta de certifica una producción ecológica puede catalogar a productos de limpieza o de aseo, por ejemplo. Está querrá decir que están fabricados sin productos químicos artificiales y nocivos, y respetando la sostenibilidad del medio ambiente.

Los alimentos ecológicos son de mejor calidad, precisamente por la cantidad de controles rigurosos que tienen que pasar, para poder recibir la certificación ecológica. Por eso, estos alimentos son más nutritivos y sus cualidades organolépticas son mejores. Tienen mejor color, mejor tamaño y un auténtico sabor. Se cultivan respetando el suelo y los ciclos naturales de las cosechas.

bio eco y orgánico

Otro punto a favor muy a tener en cuenta en este tipo de productos, es que se obtienen de forma sostenible. Esto significa que tienen en cuenta la salud del medio ambiente en sus procesos, evitando la contaminación del suelo y el agua. Promueven un uso racional de los recursos, el reciclaje de materiales y son respetuosos con el bienestar animal.

Además, los productos ecológicos son productos realizados de manera tradicional, evitando el uso de maquinaria y empleando mayor cantidad de mano de obra humana. Esto se traduce en la creación de puestos de trabajo y la mejora de la economía local.

Productos orgánicos

Los productos y frutos orgánicos son aquellos en los que se asegura que no se ha utilizado ninguna intervención química para lograr un desarrollo óptimo.

Es decir, que estos productos, al igual que los ecológicos están exentos de plaguicidas, fertilizantes artificiales y herbicidas, entre otras sustancias. Su crecimiento y desarrollo, se debe exclusivamente a medios naturales.

Ahora bien, un producto orgánico, no tiene que ser bio. ¿Cómo se traduce esto? Pues ya hemos visto que los productos bio, son los que están libres de manipulación genética. Entonces, unas uvas orgánicas pueden estar libres de pesticidas y químicos, pero pueden provenir de una semilla que se haya modificado genéticamente para mejorar el tamaño de los frutos.

bio eco y orgánico

Por eso, a la hora de elegir un producto orgánico, lo ideal es verificar su procedencia y confirmar que provenga de una agricultura ecológica o que tenga la etiqueta que certifica que es un producto bio.

Sin embargo, al ser productos y alimentos que se obtienen sin sustancias químicas, siguen siendo más saludables que los alimentos tradicionales que sí las llevan, y ponen en práctica formas de cultivos mucho más respetuosas con la salud del suelo y del medio ambiente. Por lo menos con la denominación orgánica, nos aseguramos de que un producto no va a contener cantidades de químicos ni pesticidas que puedan dañar nuestra salud.

¿Por qué comprar productos bio, eco y orgánicos?

Ahora que comprendemos la diferencia y también lo que significa cada uno de estos términos, podemos entender que sí merece la pena invertir el dinero en este tipo de productos.

  • Primero por nuestra salud y por la salud de los niños. Estos productos son más nutritivos, tienen más calidad y están libres de sustancias químicas artificiales y dañinas.
  • Segundo por la sostenibilidad. Es importante demandar alimentos y productos que se obtengan de forma sostenible, con el mínimo impacto medioambiental posible. Son productos que cuidan el suelo, evitan contaminar las aguas y respetan la biodiversidad y la vida animal.
  • Y en tercer lugar por la economía. Efectivamente, este tipo de agricultura es más tradicional. Se requiere mayor cantidad de mano de obra humana y menos maquinaria y favoreciendo la creación de empleo y la mejora de la economía local.

En definitiva, nosotros como consumidores, tenemos unos derechos y unas responsabilidades. Es nuestro derecho que se nos informe de la procedencia y los ingredientes de los alimentos y productos que consumimos. Pero también es nuestra responsabilidad saber elegir aquellos que son más seguros para nuestra salud, y que están elaborados de forma sostenible, contribuyendo a preservar y cuidar los recursos naturales de nuestro planeta.

También te puede interesar: Trucos para que nuestra colada sea más sostenible

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Etiquetas

alimentacion avena beneficios calabaza comida sana crossfit deporte desayuno dieta dolor de estomago ejercicio ejercicio fisico ensalada entrenamiento estilo de vida estrés fitness fruta frutas gimnasio HIIT medio ambiente meditación mente niños nota de prensa nutricion nutrición obesidad otoño perdida de peso quinoa receta recetas reciclar salud saludable sueño superalimento te temporada vegano vegetariano VITAMINAS yoga