Thursday, December 02, 2021

Tras casi 40 años, el Spinning o ciclismo indoor, ha ido evolucionando hasta convertirse en el programa más demandado en cada centro deportivo. Ha sabido adaptarse a la salud, la seguridad y la diversión en cada entrenamiento.

Todo empezó en 1987,  cuando el ciclista  Jonathan Goldberg ( Jonny G) se encontraba preparando una carrera de ultradistancia justo después de salir de una lesión, lo cual, unido al miedo de sufrir algún accidente en sus entrenamientos nocturnos le llevan a trasladar dichos entrenamientos a un garaje usando un rodillo. El sistema se vuelve tan popular que sus compañeros comienzan a acudir a su garaje y fue entonces cuando para amenizar los entrenamientos decidió poner música… ahí comenzó lo que se conoce como Spinning –hoy en día marca registrada-.

Beneficios del Ciclismo indoor

Indudablemente se podría enumerar un sinfín de beneficios, los cuales van desde:  

  • Bajo impacto articular
  • Mejora del sistema cardiovascular
  • Mejora de la fuerza-resistencia
  • Fortalecimiento de los huesos, músculos y articulaciones
  • Pérdida de peso 
  • Reducción del estrés 
  • Aumento de la autoestima mediante el pensamiento positivo.

Vivimos en una sociedad que nos obliga a cumplir estrictos horarios y que en cierta medida nos hace vivir pegados a una pantalla, hoy en día existen estudios que relacionan el uso de éstos con trastornos de atención, sueño, alimenticios.., y cuya mejor solución reside en el deporte.

Es por eso que el ciclo indoor no ha hecho más que crecer en sus casi 40 años, porque se diferencia de cualquier otra práctica deportiva en que no solo busca un objetivo a nivel físico o social, sino que además cuenta con ese componente antiestrés  y hace que a través de la diversión y de la conexión seas capaz durante el tiempo que dura la clase de spinning©, de dejar a un lado tus problemas y preocupaciones del día a día.

Tipos de entrenamientos

Existen muchos tipos de clases diferentes a nivel de entrenamiento, 

  • Algunas basadas en el control de la frecuencia cardíaca
  • Otras basadas en la potencia 
  • O las que se basan en las sensaciones y que sirven para aprender a escuchar y entender lo que te dice tu cuerpo. 

Son éstas últimas las que permiten crear una atmósfera mágica en la que la conexión con lo que estás haciendo, con los compañeros, con el técnico que imparte la clase y en definitiva, con la historia en la que te dejas sumergir, hacen que la experiencia sirva como una auténtica terapia antiestrés que te permita ser un poco más feliz. 

Ya sea mediante una clase alegre, divertida, dura o de superación, de lo que se trata es que seas capaz de centrar tu atención en esa historia durante el tiempo que dura la clase y ser capaz de desconectar durante un rato de la rutina y los problemas diarios. 

Si eres capaz de dejarte envolver por esa magia, los beneficios se reflejarán durante tu día y seguramente hagan que cuando te vayas a la cama lo hagas más relajado, menos estresado y, en definitiva, más feliz.

¿Todavía necesitas más motivos para practicar ciclo indoor?

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Etiquetas

alimentacion avena beneficios calabaza calorias vacias cintura comida deporte desayuno dieta dolor de estomago ejercicio ejercicio fisico ensalada entrenamiento estilo de vida estrés fitness frutas gimnasio HIIT medio ambiente meditacion meditación mente microplasticos mindfulness nota de prensa nutricion nutrición obesidad otoño perdida de peso receta recetas reciclar salud saludable sueño superalimento te vegano vegetariano VITAMINAS yoga