¿Beneficioso o perjudicial?

Hoy vamos a centrar en un tipo de entrenamiento que cada vez está ganando más adeptos debido a lo diferente qué es en relación con el entrenamiento convencional: El TRX. Consiste en entrenar nuestro cuerpo suspendido empleando nuestro peso corporal únicamente, siendo excepcional para evitar lesiones ya que no estamos añadiendo más peso.

No obstante ¿es oro todo lo que reluce? En el artículo de hoy veremos diversos aspectos sobre el TRX que nos ayudarán a ver si es beneficioso o perjudicial.

¿Cómo se realiza un entrenamiento con TRX?

Como adelantamos anteriormente, el TRX es un entrenamiento en suspensión, algo que se consigue con cintas de resistencia elevada que pueden soportar nuestro peso corporal. Dichas cintas se deben anclar en un lugar determinado para luego poder agarrar con nuestras manos y poner nuestros pies en los soportes del TRX.

El entrenamiento con TRX es sumamente funcional, pues se van a realizar movimientos naturales para nuestro cuerpo que va a optimizar todos nuestros músculos con el peso de nuestro cuerpo. Esto se traduce en un menor riesgo de lesiones que sí entrenamos un músculo determinado con mucho peso, trabajando además todo nuestro cuerpo de forma muy equilibrada. 

Además de esto, el entrenamiento de TRX no requiere mucho material si no un sencillo kit que incluya las bandas, el anclaje, los agarres y poco más, pudiendo entrenar todo nuestro cuerpo en nuestro hogar a precios sumamente económicos. No obstante, es fundamental saber dónde vamos a realizar el TRX, pues si es en casa va a ser fundamental que venga acompañado con el anclaje para la puerta como este.

El público al que va destinado el entrenamiento con TRX

Toda aquella persona que desee ejercitarse y mantenerse en buen estado de salud, es el público ideal para utilizar el TRX. Es un tipo de entrenamiento con nuestro peso corporal que no va a necesitar de grandes conocimientos deportivos pues no entraña mucha dificultad. No obstante, es aconsejable que antes de usarlo por primera vez se consulte con su entrenador personal o se preparen adecuadamente pues una incorrecta realización puede ocasionar daños y lesiones (como todo tipo de deporte más ejecutado).

Además, como adelantamos antes, es una práctica que podremos realizar en gimnasios, parques o incluso en nuestro hogar, siendo algo sumamente cómodo para aquellas personas que por sus horarios no tengan tiempo para desplazarse a un gimnasio o parque para hacer ejercicio físico.

¿Qué partes de nuestro cuerpo podremos ejercitar con TRX?

Infinidad de posibilidades podremos encontrarnos en lo que se refiere a ejercicios con TRX. A continuación, vamos a ver qué zonas de nuestro cuerpo podremos ejercitar con este tipo de entrenamiento:

  • Core abdominal
  • Glúteos
  • Los pectorales
  • Tríceps
  • Bíceps
  • Hombros
  • Antebrazos
  • Espalda
  • Piernas

Es decir, que con el trabajo de TRX vamos a conseguir trabajar nuestro cuerpo en toda su totalidad, pues el TRX nos va a permitir trabajar de una forma sumamente completa. Por tanto, con el entrenamiento en suspensión podremos realizar ejercicios tan interesantes como los siguientes:

  • Sentadillas: realizar sentadillas con TRX puede ser una gran forma de estimular nuestras piernas. Para ello, se debe realizar cual sentadilla pistol, es decir, con una pierna. Mientras una de las piernas se sitúa en la TRX, vamos a flexionar la otra como si estuviésemos realizando dicho ejercicio. Con esto, conseguiremos optimizar nuestro equilibrio, técnica y obtener una mejora en un movimiento tan habitual como es la sentadilla.
  • Flexiones: este ejercicio puede ser algo más complicado para los recién iniciados en TRX, pero es un ejercicio muy completo. Su ejecución es sencilla, situando nuestras manos en las agarraderas y emular una flexión. La estabilidad va a ser algo importante, pero, si la controlamos adecuadamente podremos estimular nuestros pectorales en gran medida, así como nuestros deltoides frontales y tríceps.
  • Core abdominal: para poder ejercitar esta zona podremos realizar planchas abdominales. Gracias a este ejercicio podremos activar todo el core en gran medida, siendo su ejecución igual que al hacerlo en el suelo, pero pudiendo variar los agarres, ya sea con las manos agarradas al TRX o bien, los pies en alto situados en el TRX y las manos en el suelo. 

Esto son solamente una serie de los muchos ejemplos que nos podremos encontrar a la hora de ejercitarnos mediante este entrenamiento en suspensión. Como mencionamos en líneas anteriores, no es aconsejable realizar estos ejercicios sin una condición previa, siendo algo necesario formarse o consultar con un entrenador o especialista antes de su uso, evitando así lesiones o una mala ejecución.

Los pros y los contras del TRX

A continuación, vamos a ver cuáles son los beneficios e inconvenientes de este entrenamiento tan conocido actualmente:

PROSCONTRAS
Rehabilitación: se trata de un ejercicio ideal para aquellos momentos de convalecencia tras una lesión. Esto se debe a que al entrenar en suspensión no vamos a involucrar a todo nuestro peso corporal y sufrir daño algunoMolestias lumbares: al estar en suspensión realizando ejercicio, debemos tener cuidado con nuestras lumbares. Esta zona va a recibir gran parte de la tensión del ejercicio y va a ser necesaria una buena técnica para evitar daños en esta zona.
Trabajo completo: con este tipo de entrenamiento se consigue estimular a todo nuestro cuerpo.No para todos los públicos: como adelantamos antes, las personas no entrenadas no podrán usar este método sin un entrenador o los conocimientos previos. Esto se aplica también a personas con un alto peso, pues al ser un tipo de entrenamiento con nuestro peso corporal, puede ser más peligroso que beneficioso.
Equilibrio: como adelantamos antes, el equilibrio y la estabilidad son elementos fundamentales en este entrenamiento que se van a trabajar en gran medida.No hipertrofia: la ganancia de masa muscular no es algo que fomente el TRX. Mejoraremos resistencia, flexibilidad, elasticidad y mucho más, pero las ganancias de masa muscular no ocurrirán.
En cualquier momento y lugar: al no requerir de maquinaria, el uso de TRX se puede usar en cualquier lugar.No fuerza: al igual que la hipertrofia, este tipo de entrenamiento no va a generar un incremento en la fuerza muscular, si no más bien en la resistencia.
Entretenido: caer en la monotonía con el TRX nos será complicado pues tiene una gran variedad de ejercicios que nos van a poner en forma a la vez que nos divertimos.Conocimientos previos: es fundamental optar por conocimientos previos antes de practicar con TRX, debido a que una mala praxis puede acarrear problemas. Además, si desean optar por un entrenador personal, podremos optar por sus consejos para enseñarnos cómo practicar TRX sin comprometer a nuestro cuerpo.

Conclusión

Muchos son los entrenamientos que nos encontramos hoy en día adaptados para todo tipo de públicos. Entre los entrenamientos funcionales que nos encontramos, el TRX es sumamente completo y va a generarnos mejorar todo nuestro cuerpo, siempre y cuando lo empleemos adecuadamente.

Es por eso que se deberán formar previamente o consultar con su entrenador como practicarlos, para así luego poder beneficiarse de todas sus propiedades. No obstante, si lo que desean es incrementar masa y fuerza, el TRX no será suficiente, siendo necesario optar por otros tipos de entrenamiento. Sin embargo, pueden combinar el TRX con sus entrenamientos habituales para obtener unos resultados excepcionales.

Si ya saben lo beneficioso que puede ser el TRX ¿a qué esperan para practicarlos? 

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Etiquetas

alimentacion avena beneficios calabaza comida sana deporte desayuno dieta dolor de estomago ejercicio ejercicio fisico ensalada entrenamiento estilo de vida estrés fitness fruta frutas gimnasio HIIT instagram medio ambiente meditación mente niños nota de prensa nutricion nutrición obesidad otoño perdida de peso quinoa receta recetas reciclar salud saludable sueño superalimento te temporada vegano vegetariano VITAMINAS yoga