Nutrición

El pistacho: beneficios y propiedades

>Laura Cobano Laura Cobano

El pistacho es un fruto seco de peculiar sabor que no deja indiferente a nadie. Por este motivo, ocurre que el pistacho tiene o amantes o detractores, es decir, que o lo pruebas y te encanta o lo pruebas prefieres no volver a tomarlo más. 

El sabor no es lo único particular de este fruto seco. Su color llama especialmente la atención y ha dado lugar a un tono de verde que se llama precisamente así, verde pistacho. Pero, ¿qué tiene de especial este fruto seco que lo hace tan valioso? Sigue leyendo y lo descubrirás todo.

Origen del pistacho

El pistacho es el fruto de un árbol que se llama alfóncigo o pistachero. Como muchos otros frutos secos, procede originalmente de Oriente Medio donde comienza a cultivarse en las zonas secas de Irán, Turkmenistán, Turquía y Afganistán.

Actualmente, el principal productor de pistachos es Irán, situado en la zona original de este árbol, sin embargo, California es el segundo productor de este fruto seco.

Propiedades y beneficios del pistacho

El pistacho se está convirtiendo en un fruto seco de renombre que está ganando posiciones entre los más recomendados y los más saludables junto con las nueces, por ejemplo. Y no es de extrañar, está lleno de nutrientes y eso le confiere maravillosas propiedades que resultan beneficiosas para muchas condiciones y patologías.

Gran aporte de proteínas completas

Si estamos familiarizados con la dietas veganas o vegetarianas o si hemos decidido reducir el consumo de proteína animal, aumentando el de proteína vegetal, seguro hemos escuchado el término proteínas completas.

A diferencian de los alimentos de origen animal, no todos los alimentos de origen vegetal aportan proteínas completas, es decir, que contengan todos los aminoácidos esenciales. Por esta razón, se recomienda realizar diferentes combinaciones en los platos de diferentes alimentos que aportan proteína vegetal como cereales con legumbres, por ejemplo.

Sin embargo, no todos los alimentos vegetales tienen proteínas incompletas. Hay algunos, y entre ellos se encuentra el pistacho, que aportan proteínas completas y en cantidades significativas. De este modo, 100 gr de pistacho, aportan 20 gr de proteínas completas.

Si bien el consumo de pistachos tiene que ser moderado, como para suponer una fuente básica de proteínas, sí que funciona como un maravilloso complemento en dietas veganas, vegetarianas, como una fuente alternativa de proteínas vegetales de calidad para dietas bajas en carne y, también, para deportistas.

Bajo índice glucémico

Los pistachos aportan hidratos de carbono saludables, no refinados, porque van acompañados de fibra, tanto soluble como insoluble. Este hecho hace que los hidratos de carbono del pistacho tengan un bajo índice glucémico introduciéndose gradualmente en la sangre.

Esto los convierte en un estupendo tentempié saludable para diabéticos, que podrán disfrutar de los pistachos sin riegos de sufrir picos de glucemia en sangre. Además, gracias al aporte de fibra los pistachos resultan muy beneficiosos para regular el tránsito intestinal, por ejemplo.

Alto contenido de grasas saludables

Los pistachos son en, aproximadamente, un 50% grasas, pero grasas buenas y saludables. En concreto, los pistachos aportan grasas insaturadas del  tipo ácido oleico, similar al del aceite de oliva.

Este tipo de grasas, según numerosos estudios, ha demostrado ayudar a descender los niveles del colesterol que se acumula en sangre e incrementar los niveles del colesterol cardioprotector. Por eso, los pistachos están especialmente indicados para personas que sufren de colesterol y, también, para las personas que tienen riesgos de padecer enfermedades coronarias.

Además, el ácido oleico ha demostrado tener un papel fundamental a la hora de mantener un peso corporal saludable interviniendo en el correcto metabolismo de los lípidos. Su consumo resulta muy beneficioso para las personas que padecen del síndrome metabólico.

Rico en minerales, vitaminas y antioxidantes

El pistacho, además, es una buena fuente de hierro por lo que ayuda a combatir ciertos tipos de anemia. Resultará beneficioso introducirlo en la dieta de las personas que padecen este tipo de enfermedad.

Pero no solo eso, el pistacho también es una buena fuente de potasio, por lo tanto, contribuye a disminuir la presión arterial. Eso sí, para que sea beneficioso en este sentido es necesario comerlo tostado sin sal.

Por último, los pistachos son una deliciosa fuente de vitaminas E y A. La vitamina E es un potente antioxidante que combate los radicales libres, uno de los principales causantes del envejecimiento prematuro. Por otro lado, la vitamina A es fundamental para mantener la salud de la piel y la vista.

El pistacho y su versatilidad en la cocina

Ahora que conoces en profundidad los beneficios de este fruto seco, te animo a que te decidas a probarlo, si no lo conoces ya, y a que lo incorpores en tus recetas. Cada vez se usa en más platos y no te resultará difícil encontrar preparaciones que lo incluyan como:

  • Ensaladas.
  • Salsas.
  • Sopas y purés.
  • Aderezo o complemento en asados.
  • Como ingrediente en recetas de repostería.

Si decides usarlo para cocinar, sin duda, tus platos ganaran en originalidad y no dejarán indiferente a nadie, pero también ganarán en salud. ¡Qué lo disfrutes!

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Etiquetas

alimentacion avena beneficios calabaza comida sana deporte desayuno dieta dolor de estomago ejercicio ejercicio fisico ensalada entrenamiento estilo de vida estrés fitness fruta frutas gimnasio HIIT instagram medio ambiente meditación mente niños nota de prensa nutricion nutrición obesidad otoño perdida de peso quinoa receta recetas reciclar salud saludable sueño superalimento te temporada vegano vegetariano VITAMINAS yoga