Nutrición

Alimentos anti estrés, tus nuevos aliados

>Laura Cobano Laura Cobano

Alimentos para el estrés

Alimentos anti estrés: ¿Sabías que uno de los métodos con los que puedes combatir es el estrés es a través de la comida? Efectivamente, hay alimentos para el estrés que te ayudarán a combatirlo y contribuirán que tu sistema nervioso se calme, lo que se traducirá en más paz para tu vida.

Los horarios ajustados, las horas extra, los días inacabables en los que vamos de un lado a otro haciendo de todo sin parar, el gimnasio, las clases… A veces nuestro ritmo de vida se vuelve complicado para nosotros mismos y casi sin darnos cuenta cargamos con muchísimo agobio encima y estamos hasta arriba de estrés.

Alimentos que te aportan paz

Muchos tienen sustancias beneficiosas que por sí mismas contribuyen a calmar el sistema nervioso o crear una sensación de bienestar general. Otros alimentos lo que hacen es reponer las pérdidas de nutrientes que son mayores durante los esfuerzos que se traducen tanto en estrés físico como psicológico.

  • Arándanos y otros alimentos de color morado.
  • Pescado azul y frutos secos.
  • Tubérculos.
  • Alimentos ricos en vitamina C.
  • Semillas de sésamo.
  • Yogures y probióticos.

Arándanos

Los arándanos son un tipo de baya de color morado que tienen un potente efecto antioxidante. Las sustancias antioxidantes en concreto se llaman antocianidinas y tienen la capacidad de ayudar a formar serotonina y dopamina, ambos neurotransmisores que ayudan a mejorar el estado de ánimo.

Las antocinidinas se encuentran presentes en alimentos de color rojizo o morado como las fresas, las uvas, las cerezas, las moras, las granadas, las ciruelas, las frambuesas, la col lombarda, la remolacha, la berenjena y la ciruela roja.

Pescado azul y frutos secos

Lo importante de estos alimentos es su gran aporte en ácidos grasos esenciales del tipo omega 3. Estos, además de tener un papel fundamental para mantener la buena salud el sistema cardiovascular, son antiinflamatorios y resultan imprescindibles para el desarrollo y correcto funcionamiento del sistema nervioso y el cerebro. 

Encontrarás omega 3 en los pescados grasos como el salmón, el atún o las sardinas. Además también están presentes en frutos secos como las nueces, las almendras, las nueces de macadamia, las nueces pecanas y las avellanas. 

Tubérculos como alimentos para el estrés

En general los tubérculos son una alternativa muy saludable para suplir las demandas energéticas típicas de los estados de esfuerzos que generan estrés. Son fuentes de hidratos de carbono saludables que además de ayudarte a reponer energía, mantendrán tus niveles de glucosa en sangre altos, reduciendo la cantidad de cortisol en tu organismo.

El cortisol se conoce como la principal hormona del estrés y es responsable de muchos de los síntomas físicos que sentimos cuando estamos estresados, además de producir otros muchos efectos a nivel metabólico. Se libera como respuesta al estrés y también por niveles bajos de glucosa en sangre. Las patatas, las batatas y la calabaza te ayudarán a reducirlo.

Alimentos ricos en vitamina C

La vitamina C ayuda a controlar los niveles de cortisol en la sangre, que como hemos visto, es la hormona que se relaciona directamente con el estrés. Además de eso, facilita la producción de serotonina, hormona de la felicidad y de GABA.

El GABA  es un neurotransmisor que se encarga de llevar un mensaje químico al cerebro, produciendo respuestas que se traducen en estados de ánimo. El nivel alto de GABA se asocia con la relajación, la buena memoria, la concentración o la reducción de la ansiedad.

Cuando hablamos de vitamina C automáticamente pensamos en las naranjas y los limones, pero no son los únicos alimentos que la contienen. La vitamina C está presente en otros alimentos como el pimiento rojo y verde, el kiwi, las fresas, el brócoli o los tomates.

Semillas de sésamo

Incluir semillas en la dieta siempre es un hábito positivo. Son una excelente fuente de fibra y proteínas vegetales, además de ácidos grasos insaturados. Pero no solo eso. Las semillas de sésamo tienen un gran aporte mineral, en concreto de magnesio y calcio.

El magnesio es el mineral calmante del sistema nervioso y muscular por excelencia. Se le conoce como un mineral anti estrés que actúa como un tranquilizante natural y es altamente recomendado en tratamientos para trastornos del sistema nervioso como la ansiedad, la depresión o la irritabilidad.

Yogures y probióticos

Los yogures y los suplementos probioticos son ricos en microorganismos que nutren la flora bacteriana que se aloja en nuestros intestinos. Aunque el término bacteria casi siempre suena despectivo o causante de un mal, en realidad no es así. Hay bacterias que conviven con nosotros en simbiosis y forman lo que se conoce como la flora bacteriana intestinal.

Estas bacterias forman una barrera defensiva frente a otros microorganismos protegiéndonos de otras bacterias y virus causantes de enfermedades. Además de asegurar el correcto funcionamiento del sistema digestivo, colaborar en la producción de diferentes vitaminas y sustancias indispensables para el organismo y favorecer la correcta absorción de minerales.

Cómo afectan los alimentos al estrés

El estrés modifica la flora intestinal, por eso es importante tomar alimentos que la restituyan. Además, una flora bacteriana sansa produce neurotransmisores como la serotonina y el GABA, que a su vez te ayudarán a sentirte mejor y paliar los efectos dañinos del estrés en tu cuerpo y tu estado de ánimo.

Te puede interesar: Mindfulness a la hora de la comida

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Etiquetas

alimentacion avena beneficios calabaza cintura comida sana deporte desayuno dieta dolor de estomago ejercicio ejercicio fisico ensalada entrenamiento estilo de vida estrés fitness fruta frutas gimnasio HIIT medio ambiente meditación mente mindfulness nota de prensa nutricion nutrición obesidad otoño perdida de peso quinoa receta recetas reciclar salud saludable sueño superalimento te temporada vegano vegetariano VITAMINAS yoga