El buddha bowl tiene un nombre curioso, que sin duda hace referencia a su origen. Si consultamos podemos encontrar dos versiones sobre el origen del nombre de este plato. Aunque de las los dos, lo más probable por sentido común, es que una tenga más de verdad que la otra. 

Se dice que el cuenco, lleno de comida y visto de lado, tiene la apariencia o recuerda a la barriga de Buddha. La otra teoría, más lógica, es que los monjes, siguiendo la tradición budista, caminaban por las ciudades con un cuenco vacío en la mano, y los habitantes, en gesto de caridad y compasión, les iban llenando los cuencos con puñados de alimentos diferentes.

¿Qué es un buddha bowl?

Esta tendencia culinaria, se caracteriza por ser un plato sano, lleno de ingredientes saludables, ricos en vitaminas y fibras. Crudos y cocinados. Es básicamente, un plato combinado saludable.

Normalmente es vegetariano o vegano, aunque hay recetas en las que se incluyen el pollo y el pescado. Los ingredientes se presentan fríos o tibios. Se colocan agrupados en pequeñas cantidades, dentro de un bowl con las paredes altas, de ahí la presentación tan característica del plato. Teniendo en cuenta la tradición de su origen, se dice que tienes que escoger un bowl que sea especial para ti y comer con actitud de gratitud.

Es un plato que sacia bastante y se sirve como plato único, es decir, que no se acompaña de un primer plato, ni de postres. Y se aliña con una sala, igualmente sana. Por esto y porque es un plato que se puede comer frío o tibio, resulta ideal como plato para llevar y comer en cualquier parte, como el trabajo, la universidad, un parque, etc. Por lo que además de sano, es práctico.

¿Cómo se prepara un buddha bowl?

Preparar un buddha bowl es algo muy sencillo y además como se presta a mil combinaciones de alimentos, nunca te vas a cansar de él. Es un plato sano y delicioso, que muchas veces podrás preparar con la comida que vayas teniendo por casa. Normalmente se compone de:

  • De una a dos porciones de cereales o fécula: arroz integral, avena, quinoa, trigo sarraceno, mijo, pasta, patatas o batatas. Son hidratos de carbono complejos, saludables, llenos de vitaminas y fibra y por lo tanto, saciantes. El tamaño de las porciones dependerá de las necesidades nutricionales de cada persona.
  • Una porción de legumbres: lentejas, judías blanca, pintas, garbanzos, judía mungo, edamame. Las legumbres son fuentes de proteínas vegetales y también aportan vitaminas y fibras.
  • Una o dos porciones de verduras: puedes usar las que quieras, aunque lo ideal son las verduras de temporada y propias de la zona. Si pueden ser ecológicas, mejor que mejor. Las puedes poner al vapor, a la plancha, al horno, crudas o ambas. La cuestión principal, es que haya variedad de colores en el plato.
  • Una porción de grasas saludable: aquí podemos incluir las semillas, los frutos secos y otras fuentes de grasa vegetal saludable como las aceitunas y el aguacate.
  • Aliño: el aliño tiene que ser saludable, si después de poner todos estos ingredientes juntos, los aliñamos con una salsa procesada o poco saludable, se perdería la esencia de este plato. Se recomiendan los aliños a base de aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana y sal, salsa tahini, zumos de cítricos y vinagretas de especias.

Recetas para preparar un buen buddha bowl

Realmente es importante decir, que este plato no tiene una única receta o varias formas concretas de prepararse. Lo único que hay que respetar, son las proporciones y el tipo de alimentos que debe incluirse. Por lo demás las combinaciones son solo cuestión de gustos e imaginación.

Cada persona puede elegir los ingredientes que prefiera y esa es una de las mejores cosas de este plato, que se adapta a los gustos y las preferencias de todo el mundo. Si le sumamos eso, a lo saludable que es, y que se puede llevar a cualquier parte, no es de extrañar que se haya convertido en una tendencia culinaria, entre aquellas personas que prefieren cuidarse y a las que les gusta comer mejor.

Aquí te dejo unas combinaciones deliciosas, para que empieces a experimentar:

  • Arroz integral, batata, calabaza, pimientos rojos y verdes (todo asado), rúcula, nueces, lentejas, y un aliño de aceite de oliva virgen extra, hojas de menta, zumo de limón y una pizca de sal.
  • Quinoa, garbanzos, brócoli al vapor, tomates, zanahorias, hojas de espinacas, aguacate y una vinagreta de especias con mostaza.
  • Fideos de arroz con setas, lonchas de tofu a la plancha, tomate, rábanos, canónigos, almendras y una salsa verde casera.
  • Trigo sarraceno, patatas cocidas, ensalada de brotes, judías verdes, tomate cherry, nueces y semillas, edamame y unas cucharadas de tahini para aliñar.

Bibliografía:

Objetivo Bienestar. 5 recetas de buddha bowl para saciar tu apetito y tu instagram, 2018. https://www.objetivobienestar.com/alimentacion-saludable/5-recetas-de-buddha-bowl_12025_102.html

Dra. Martinez Obiols. La última tendencia culinaria: los buddha bowls, 2016. https://martinezobiols.com/la-ultima-tendencia-culinaria-los-burda-bowls/

Cocinar es de Guapas. ¿Conoces el buddha bowl?, 2019. https://cocinaresdeguapas.com/conoces-el-buddha-bowl/

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Etiquetas

alimentacion avena beneficios calabaza cintura comida sana deporte desayuno dieta dolor de estomago ejercicio ejercicio fisico ensalada entrenamiento estilo de vida estrés fitness fruta frutas gimnasio HIIT medio ambiente meditación mente mindfulness nota de prensa nutricion nutrición obesidad otoño perdida de peso quinoa receta recetas reciclar salud saludable sueño superalimento te temporada vegano vegetariano VITAMINAS yoga